1 de mayo de 2009

Poesía a la Virgen de la Amargura ( Rubio Rubio )





Poesía a la Virgen de la Amargura - Rubio Rubio
Poesía a la Virgen de la Amargura - Rubio Rubio



Otro Domingo de Ramos,
¡ay amor! en la clausura
y la monja soñadora
esperando la AMARGURA.

Dicen que la Virgen quiere
vestirse la toca blanca
y quedarse con nosotras
a vivir en nuestra casa.

Dicen que la Virgen quiere
dejar el palio y la plata
y clavarse en nuestra cruz;
salir todas las mañanas
a mendigar caridades;
quiere hacerse nuestra hermana
para abrazar la pobreza,
para sufrir en su alma
los dolores del que sufre
sin trabajo ni esperanza.

Quiere cuidar al enfermo,
quiere besarle sus llagas
quiere sanar sus heridas
con el óleo de sus lágrimas.
Quiere enseñar a sus hijos,
quiere limpiarle la casa,
quiere velarlo de noche
y que no lo hiera el alba,
que al llegar la amanecida
en sus ojos despertara.

Dicen que la Virgen quiere
hacerse miseria humana,
y llorar con los que lloran
y compartir sus desgracias
abrazar la Cruz de Cristo,
esa Sevilla clavada
que amanece cada día
con un puñal en la espalda.

Dicen que la Virgen quiere
llenar de amor nuestras casas,
y que la Madre Angelita
va a venir a acompañarla.

Dicen que la Virgen quiere
hacerse paloma blanca
y anidar en los cipreses
y dormir en las ventanas
para velar nuestros sueños,
para alegrar nuestras almas.
Y yo cuidaré su nido,
y yo arreglaré su cama,
y seré su compañera
cuando por Sevilla vaya
tocando los corazones
con la punta de sus alas.
Y yo pediré con Ella,
repetiré sus palabras
cuando musiten amores
y reclamen Esperanza

La noche se ha detenido
¡ay amor!, la Virgen pasa,
la AMARGURA va llorando
y ha mirado a la ventana
y una monja soñadora
se ha despertado al mirarla.
¡¡Se queda, madre, se queda,
prepare la toca blanca!!.


(A partir del minuto 30 )





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog