7 de mayo de 2014

Guadalquivir - Los Romeros de la Puebla








I
Llegaron por ti a Sevilla
desde las tierras extrañas
barquillas y galeones
para admirar la Giralda.
En tus muelles de madera
o en tus viejos malecones
dijeron: -¡qué guapa eres,
Sevilla de mis amores!.-

ESTRIBILLO:
Ay, río Guadalquivir
que en Jaén fuiste serrano,
en Córdoba hechicero,
por Sevilla de Triana
y por Cádiz marinero.

II
En las mimbres de tu orilla
yo guardo siempre mi barca
y sentaíto en su quilla
yo veo pasar tu aguas...
Y al pájaro pescador
que con lindas cabriolas
besando tu superficie
no tiene envidia a las olas.

III
Qué bonito es contemplar
tu cauce tan milenario
o mirar desde las torres
tu brillo tan plateado.
Y el capricho de tus brazos
al abrirse en la marisma
donde las garzas reales
son dueñas de tus orillas.

IV
Tú siempre estarás naciendo
en Cazorla la serrana
y siempre estarás muriendo
entre “Sanlúca” y Doñana.
Ay río de aguas grises
entre alamedas y chopos,
entre vegas y olivares
vas derramando piropos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog