14 de octubre de 2014

Leyenda del Cristo del Cachorro - Sevilla


Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
La historia de Sevilla se adereza desde siglos de historias que bordean los límites entre la realidad y la ficción , estas leyendas dan un halo de misterio la ciudad tan del gusto del sevillano, que dibuja sus grandes momentos a su antojo. Conventos, imágenes, personajes ilustres, nomenclator... difícil es dilucidar hoy lo que de cierto o inventado tienen muchas de los hechos que hoy damos por sentados; El sevillano así embellece su acervo cultural.

Una de esas historias dadas por reales es la que narra los hechos alrededor de la hechura del Santísimo Cristo de la Expiración, vulgo "El Cachorro", imagen de Francisco Antonio Ruiz Gijón de 1682, con la que se culmina el barroco, dando paso al manierismo, una de las Sagradas Imágenes más impresionantes de la ciudad.

Cuentan las crónicas que en la cava de Triana vivía un gitano que resaltaba por su porte, su galantería, su buen manejo de la guitarra y su buena planta, gitano del que se podría decir, como genialmente describió Lorca a Vargas Heredia, que era "flor de la raza calé". No se le conocían relaciones pero se dice que muchas de las mujeres de Triana bebían los vientos por él, aunque él, ni se preciara en verlas como posibles parejas. Amante del flamenco no era raro verlo a altas horas en tabernas deleitando con su voz a los presentes, aunque siempre marcando distancias con el resto de los presente. Por todo ello se sospechaba que quizás podría estar enamorado de una dama de Sevilla, cruzando el puente, pues no era raro verlo por las noches abandonar su espacio natural y adentrarse en el casco histórico de Sevilla.

Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Por aquellos fechas, a mediados del S. XVII, se había constituido una nueva Hermandad en Triana, mediante fusión se unieron dos corporaciones, una recién erigira y otra que, aprovechando que había sido encontrada una imagen de la Stma. Virgen, cuentan que escondida durante la dominación árabe, había sido creada años atrás. Esta nueva Hermandad adoptó para sus titulares los nombres de Santísimo Cristo de la Expiración y nuestra Señora del Patrocinio.

La nueva corporación disponia de imagen mariana, pero le era preciso adquirir la Sagrada Imagen del Cristo, para lo cual encargo a Francisco Antonio Ruiz Gijón la realización de una talla, a tamaño natural, en madera, de un Cristo crucificado en el momento del postrer extertor.

Trabajó Ruiz Gijón con ahinco realizando múltiples bocetos y dibujos de como debería ser la faz de este crucificado sin encontrar ninguno que le resultase satisfactoria. Para el artista no era un problema menor, quería marcar diferencias con las grandes obras que habían salido de los talleres de los insignes imagineros de la época, sobre todo de los dos grandes tallistas de Sevilla, Martínez Montañés y Juan de Mesa, aunque curiosamente ninguno de los dos fuese nacido en la capital hispalense, uno en Alcalá la Real (Jaén) y oro en Córdoba, lo que no era óbice para considerarlos los mejores exponentes de la escuela sevillana de imaginería.

Continúan las crónicas relatando en cierto día apareció en la cava un hidalgo que dedicó su tiempo a preguntar por "El Cachorro", apodo que tenía el Gitano del que hablamos. Para la población de Triana no era habitual ver hidalgos a caballo con ricos ropajes por lo que desconfiaron de él y nadie le supo dar información certera acerca de nuestro protagonista, o bien simulaban no conocerlo o bien desviaban la conversación en un intento por proteger a su vecino de no se sabe que mal. El caballero siguió acudiendo a la cava y requiriendo información acerca del gitano hasta que, se supone, reunió los datos que le interesaban al efecto.

Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Mientras, el artista, incapaz de dotar a la imagen que tallaba del gesto que el creía merecer tan magna obra cayó enfermo, el exceso de trabajo, el no dormir dando vueltas a mil ideas sobre el Cristo, la falta de amliento.. todo ello le llevo a un estado de precariedad física preocupante. Tan es así que, por recomendación médica tuvo que olvidar un poco la imagen y centrarse en su salud, debiendo dar paseos cercanos al rio para recuperar fuerzas y espíritu, algo decaído ante la imposibilidad de completar su obra.

En uno de esos paseos Ruiz Gijón oyó unos gritos de mujeres en la calle, se encaminó hacía ellos sabiendo que alguna desgracia había acontecido en las calles de la cava, cuando llegó al lugar vio a varias mujeres llorando y lamentándose. En los brazos de una de ella, tendido en el suelo se encontraba "El Cachorro", con una puñalada en el pecho, herido de muerte y expirando su último aliento.

Inmediatamente el imaginero, a la vista de la imagen que contemplaba, fue consciente de que el gesto, la mirada, el escorzo de aquel moribundo eran los que quería para su Cristo, tomó lápiz y papel que llevaba encima y comenzó a realizar bocetos y a dibujar la escena, corriendo a continuación a su taller para plasmar en madera lo que veía.

La talla del Cristo fue completada a satisfacción de artista y Hermandad, y en la primera ocasión que el pueblo de Sevilla tuvo de verlo en la calle una frase se elevó sobre las demás " es El Cachorro ", sus vecinos habían reconocido el modelo del que se sirvió Ruiz Gijón para lograr su inconmensurable obra de arte.

Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
Stmo Cristo de la Expiración - Sevilla
La historia de aquel gitano tiene varios finales, según la fuente a la que se acuda, por un lado se habla de un esposo despechado por un traición, otros hablan de que el Cachorro abandonaba Triana para reunirse en secreto con una hermanastra a la que no quería descubrir.. sea como fuese recibió muerte a manos de un hidalgo en las calles trianeras y nos legó su rostro de agonía para las siglos venideros.

Otra interpretación del sobre nombre con el que se conoce a la imagen del Stmo. Cristo de la Expiración hace alusión a que a Jesús de le conocía como " el cachorro del león de Judá " y de ahí la aplicación del apodo al Cristo.

Por último corre el rumor por Sevilla, creo que totalmente infundado, de que el original de la Imagen tallada por Ruiz Gijón fue reservada de la vista, estando ubicada actualmente en el panteón del ilustre arquitecto Aníbal Gonzaléz, y dejando al culto una copia realizada por los encargados de su restauración tras el incendio que sufrió la capilla del Patrocinio en 1973 y que ocasionó la pérdida de la imagen venerable de Nuestra Señora del Patrocinio que fue sustituida por una salida de las gubias de Luis Alvarez Duarte.


Galería de fotos Stmo. Cristo de la Expiración "Cachorro"

Poesía dedicada al Cachorro por Carlos Herrera, Pregón 2001

"El Cachorro nunca ha visto" Sevillana los Cantores de Híspalis

"Cachorro de Triana" Sevillanas de Nomadejado



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog