5 de abril de 2011

Himno Esperanza Macarena - Sevilla










La Virgen de la Esperanza,
entre Rosario y Sentencia,
bajó del cielo a Sevilla
para hacerse Macarena.

Si el Arco es imán de fe,
la Basílica es la flecha
que apunta con la espadaña
más allá de las estrellas.

Eres la Madre de Dios
y Dios en Ti se recrea,
porque todas las virtudes
las concentró en tu belleza.

El verde de tu Esperanza
le da a la parda estameña
de Sor Ángela en sus hijas
el amor de su promesa.

La Virgen de la Esperanza,
entre Rosario y Sentencia,
bajó del cielo a Sevilla
para hacerse Macarena.

Desde que suenan maitines
el macareno es varal
y la mujer macarena
una flor para tu altar.

De San Basilio a San Gil
cabe la Roma imperial
y en tu camarín el gozo
de la corte celestial.

Señora de nuestra vida,
razón de felicidad,
gracias por bajar del cielo
y por poderte llamar
Macarena en este mundo
y de aquí a la eternidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog