30 de marzo de 2014

La Virgen de los Gitanos pisa ya la madrugada (Rguez. Buzón)



La Virgen de los Gitanos pisa ya la madrugada (Rguez. Buzón)
La Virgen de los Gitanos pisa ya la madrugada (Rguez. Buzón)


La Virgen de los Gitanos,
pisa ya la madrugada.
La noche se ha puesto un traje
de cola morado y grana,

los luceros se han sentido,
flamencos de pura raza,
y hay un revuelo de ángeles
que corren y ríen y cantan...

La Virgen de los Gitanos,
viene con saya esmeralda.
Hay un rumor de sorpresa
por esquinas encaladas,

un ansia de cante grande
vibrando por la garganta,
y un vaho de muerta alegría
en lágrimas congeladas.

La Virgen de los Gitanos,
viene adivinando el alba.
Cada varal se arrodilla
ante el peso de su gracia,

cada clavel le suspira
por perfumar su arrogancia,
el cirio, es un corazón
que se consume entre llamas,

la saeta, una oración
prendida en la noche santa,
y cada pecho, un clamor
para la Virgen Gitana.


La Virgen de los Gitanos,
casi silencio y palabra,
medio ilusión y tristeza,
casi noche y casi alba,

medio madre y medio novia,
casi amiga y casi hermana,
es un corazón desnudo
que en el aire se derrama.

La Virgen de los Gitanos,
triste violeta apenada,
va mecida por los ángeles
al despuntar la mañana.

La Virgen de los Gitanos,
es una copla quebrada,
que nos pellizca la sangre
cuando por Sevilla pasa.






A partir del minuto 7.20

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog