18 de septiembre de 2014

Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla


Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
En 1958 fueron encontrados cerca de Sevilla un tesoro, hoy llamado de "el carambolo" cuyos primeros indicios lo fechaban en la época tartésica, aunque hay disparidad de opiniones y algunos lo atribuyen a la época fenicia.

La meseta del Aljarafe que limita con el valle del Guadalquivir, presenta sobre la vega de Triana un conjunto de pequeñas elevaciones, también llamadas carambolos, que son el resultado de los bordes mas escarpados de la meseta. Entre dos de estos cerros, el de San Juan de Aznalfarache y el de Santa Brígida, se encuentra situado El Carambolo por antonomasia, a tres kilómetros de Sevilla. Su altitud es de 91 m. sobre el nivel del mar y 60 m. sobre la vega de Triana.

El descubrimiento del tesoro se produjo de forma casual. El Real Club de Tiro de Pichón, propietario del terreno, estaba realizando unas obras de ampliación, al arquitecto encargado no le agradaba que determinadas ventanas quedasen excesivamente bajas respecto al firme y pidió a los obreros que excavasen  una fosa de varios centímetros para dar altura a las ventanas, realizándose la excavación uno de los obreros golpeo un objeto metálico, y encontró el collar, con la curiosidad propia siguió excavando encontrando un ánfora donde se encontraba el resto de las piezas.

Era tal la sorpresa que los propios obreros se repartieron las piezas encontradas al entender que se trataba de imitaciones de cobre de algún de algunas joyas antiguas, con posterioridad resolvieron devolverlas.

Se solicitó la ayuda de D. Juan de Mata Carriazo, insigne especialista en la época tartésica que realizó un estudio de las piezas indicando que su datación correspondía a un período entre los siglos VIII y III a.c., y describiendo el tesoro de esta forma:

Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla

" El tesoro está formado por 21 piezas de oro de 24 quilates, con un peso total de 2.950 gramos. Joyas profusamente decoradas, con un arte fastuoso, a la vez delicado y bárbaro, con muy notable unidad de estilo y un estado de conservaci6n satisfactorio, salvo algunas violencias ocurridas en el momento del hallazgo. Este conjunto se descompone así:

a.- Un collar, con un peso total de 260 gramos, con dos ramas de cadenas cada una de 30 centímetros de longitud, terminadas en una anilla y un travesaño; un pasador fusiforme, de 5 centímetros de longitud; 16 pequeñas cadenitas, de unos 4 centímetros; 7 colgantes con aspecto de sello signatario. Falta un octavo colgante.

Los otros siete forman por su decoración tres grupos de 4, 2 y 1 piezas. La decoración consiste en unos filetes soldados sobre el presunto chatón, su cápsula y la placa que lleva casi todo el espacio oblongo del anillo; dibujando zonas de triángulos o de dobles arcos en las plazas encabalgados, o de discos con un botón central. Estos filetes se diría destinados a limitar zonas de color como las de un esmalte tabicado; pero sólo en dos espacios de la placa de tipo único aparecen vestigios de color azul que son la única nota de policromía. El pasador fusiforme lleva dentro un cilindro, sobre el que puede correr, en el que se insertan por un lado los dos ramales de la cadena principal, y por el otro las 16 pequeñas cadenitas. En las cápsulas de los chatones hay zonas de fino granulado.

Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
b.- Dos brazaletes cilíndricos de unos 10 centímetros de altura por 12 de diámetro, con un peso de 550 y 525 gramos respectivamente. Están formados por dos planchas cilíndricas, separadas entre sí unos 5 centímetros y unidas por sus extremos mediante un remache muy limpio.

Toda la superficie exterior está decorada con cinco filas de semiesferas soldadas sobre aros relevados alternando con cuatro filas de rosetas en sus cápsulas, soldadas a otros anillos rehundidos. Separando estas filas de semiesferas y rosetas, hay unos filetes con pequeñas púas agudas, igualmente soldados en sus partes rehundidas del cilindro exterior. 

c.- Dos pectorales, en forma de "galápagos" o antiguos lingotes de metal, con peso de 245 y 200 gramos, el mayor con 19 centímetros de medida diagonal. Este lleva una decoración del mismo tipo que la de los brazaletes: semiesferas, rosetas encapsuladas y filetes con pinchos. El menor con una decoración semejante a la de los colgantes del collar, a base de pequeños filetes, que dibujan arcos encabalgados.

d.- Ocho placas de 9 por 5 centímetros, construidas de forma semejante, con dos láminas de metal algo separadas y unidas por remaches, la una casi lisa, apenas con unas lineas resaltadas en el sentido de la dimensión menor, la otra. Las ocho placas tienen un peso de 380 gramos.

e.- Cuatro placas de aspecto general semejante, algo mayores, de 11 por 6 centímetros, con un peso total de 453 gramos. La decoración es idéntica a la de los brazaletes

Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
Tesoro de "El Carambolo" - Sevilla
f.- Otras cuatro placas, semejantes a las anteriores, de 11 por 4,5 centímetros y 320 gramos de peso total ".

A partir de aquí la historia no es clara, mientras unos especialistas indican que el tesoro podría ser utilizado por una persona relevante en alguna ceremonia de la época, otros le dan un uso distinto y sitúan estas piezas como adornos de algún animal sacrificado a la diosa Asterté por los fenicios, sin que por el momento haya podido dilucidarse la controversia entre las dos corrientes, y será difícil aclarar el asunto pues no hay documentación que haga decantar la balanza hacía una u otra versión. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo blog