2 de noviembre de 2014

La Macarena y el reloj del hospital - Leyenda


María Stma. Esperanza Macarena - Sevilla
María Stma. Esperanza Macarena - Sevilla
Como en muchas ocasiones Sevilla y su historia se mueve en una nebulosa que hace difícil distinguir la realidad de la ficción, los hechos reales y los que el colectivo común ha ido labrando de generación en generación para explicar algunos fenómenos curiosos, o solo para engrandecer episodios o dar lustre a imágenes, calles o personas que han compartido su día a día.

Nuevamente vamos a contar una historia sevillana que bien pudo ser cierta o bien inventada, pero que a pesar de todo el sevillano da por real, y con ello ya es digna de ser contada.

La leyenda afecta a la " Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora del Santo Rosario, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena ", vulgo "Hdad de la Macarena", corporación fundada en San Basilio a finales del S. XVI, contando en aquel entonces solo con la imagen de un crucificado al que daban culto.

Los antecedentes de la historia hay que buscarlos en el siglo XVII, a mediados de la centuria ,entrelazando episodios que, a priori, nada tendrían que ver entre si, pero que convergen en un punto, dando un aire romántico a la leyenda.

Macarena en Hospital Cinco Llagas (archivo ABC)- Sevilla
Macarena en Hospital Cinco Llagas (archivo ABC)- Sevilla
Cuentan que un señor que pretendía viajar a las Indias, algo muy habitual en aquel entonces al objeto de hacer fortuna y ampliar horizontes, o bien por huir de la justicia, cayó enfermo, no pudiendo embarcar pues fue llevado al Hospital de las Cinco Llagas, hoy sede del Parlamento Andaluz, pero su sanación. Nada se pudo hacer por él y el viajero murió. Este hombre no era de la zona, no era conocido y nadie además reclamó su cuerpo o sus bienes, por lo que pasado un tiempo, meses o años, la dirección del hospital decidió quedarse con las escasas propiedades que poseía al ingresar, una maleta y lo que en su interior había. Al abrir la maleta lo que encontraron fueron las manos y la mascarilla de una dolorosa que las monjas pusieron a buen recaudo.

Algunos años después se cuenta que el hospital, sin fondos para adquirirlo, precisaba de un reloj que sirviese a internos y personal de señal, marcando las horas de comidas y descansos; Es aquí donde surge la curiosa irrupción de la Hdad de la Macarena en este historia, la hermandad poseía un reloj donado por un feligrés al que no daba uso pues ya tenía uno en perfecto estado en la Parroquia. Al mismo tiempo era deseo de los hermanos adquirir una talla de dolorosa para realizar estación de penitencia y darle culto, imagen que colocarían bajo la advocación de María Santísima de la Esperanza.

Macarena en Hospital Cinco Llagas (archivo Parlamento) - Sevilla
Macarena en Hospital Cinco Llagas (archivo Parlamento) - Sevilla
Por ello se iniciaron conversaciones con la dirección del hospital para realizar una permuta, la mascarilla y manos que poseía el centro sanitario por el reloj propiedad de la hermandad. No fueron fáciles las negociaciones, según cuentan, pues el director no quería deshacerse del legado del viajero, pero al final se acordó que no habría permuta sino préstamo; la Hermandad podría resolver el contrato de préstamo en cualquier momento en favor del hospital, pero este no podría hacerlo, solo podría volver a poseer la imagen si esta entraba en los terrenos del hospital.

Los años se sucedieron y a raíz de un desprendimiento del techo de la parroquia de San Gil una madrugada de jueves santo, desde donde realizaba estación de penitencia la hermandad, allá por mediados del siglo XVIII, la hermandad se vio obligada a buscar refugio a sus pasos a su regreso al barrio. Se decidió que pasos y cuerpo de nazarenos entrasen en las instalaciones del Hospital de las Cinco llagas, pero cuando la imagen de la Stma Virgen portada por sus costaleros iba a cruzar el cancel uno de los presentes, hermano antiguo de la corporación avisó al hermano mayor del acuerdo que en su día fue firmado, y del peligro de perder la imagen si esta atravesaba la cancela. Ante ello la Junta de Gobierno decidió dar marcha atrás y guardar los pasos en una parroquia cercana.

Hospital Cinco Llagas (Archivo ABC ) - Sevilla
Hospital Cinco Llagas (Archivo ABC ) - Sevilla
Hasta ahí la leyenda, años después, entrado ya el siglo XX la portentosa imagen de María Santísima de la Esperanza Macarena ha atravesado aquella cancela, alguna vez fue al hospital para visitar a los enfermos allí asistidos, sin que en ningún momento los responsables del centro sanitario hayan aducido derecho alguno sobre la imagen por ello.

Si los hechos son reales o no es algo que no podemos dirimir, pero tampoco es tan importante poder verificarlos, Sevilla así lo cree y eso ya es bastante para creer que de tan bella forma la Virgen de la Esperanza pudo llegar hasta sus hermanos, y de ellos al pueblo sevillano.



2 comentarios:

  1. Sí, Nicolás, existen unas leyendas tan curiosas como bonitas sobre nuestra Sevilla, me gusta tu blog por la sensibilidad y sevillanía que le veo. Me alegro de poder cometar.

    Enhorabuena.

    Amistosamente.

    Mari Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari Carmen ya me sopló un pajarito quien eras jj, me alegra te guste el blog, espero seguir haciéndolo interesante, un besote

      Eliminar

Archivo blog